Search

EL ATROPELLO MASIVO CON 5 MUERTOS Y 48 HERIDOS EN EEUU NO FUE UN ATENTADO

La Policía descartó este lunes que el atropello masivo del domingo, con 5 muertos y 48 heridos en Waukesha (Wisconsin, EE.UU.) durante un desfile navideño en el que había numerosas familias con niños, se tratara de un atentado terrorista.


La Policía descartó este lunes que el atropello masivo del domingo, con 5 muertos y 48 heridos en Waukesha (Wisconsin, EE.UU.) durante un desfile navideño en el que había numerosas familias con niños, se tratara de un atentado terrorista.

Sobre las 16.39 hora local (22.39 hora GMT) del domingo, un hombre a bordo de un todoterreno rojo de tipo SUV derribó varias vallas colocadas para el desfile y embistió a la multitud, atropellando a decenas de personas, muchas de ellas menores de edad.

“UN ALTERCADO DOMÉSTICO” ANTES DEL ATROPELLO

Y agregó que antes de embestir contra el desfile el conductor del vehículo estuvo implicado en “un altercado doméstico”.

El diario The Washington Post, que citó una fuente de seguridad, afirmó que el sospechoso estaba huyendo de una pelea con navajas, cuando arremetió contra el desfile, lo que no ha sido confirmado por la Policía.

Según Thompson, Brooks aceleró saltándose las vallas colocadas para el evento haciendo caso omiso de las advertencias de los agentes desplegados.

El jefe de Policía explicó que un oficial intentó neutralizarlo abriendo fuego contra él, en mitad del atropello, pero debido a la multitud congregada por el desfile tuvo que dejar de disparar para evitar víctimas por los tiros. Ese agente ha sido dado de “baja administrativa”.

Finalmente, Brooks fue arrestado por la Policía no lejos de la zona donde tuvo lugar el incidente.

Las autoridades adelantaron que van a presentar cinco cargos de homicidio intencionado en primer grado contra el sospechoso, que se arriesga a pasar el resto de su vida en la cárcel, ya que en Wisconsin este tipo de delito esta penado con cadena perpetua.

Un testigo del suceso, Jordan Woynilko, de 35 años, explicó a Efe por teléfono que había acudido a ver el desfile con una amiga y que habían entrado en un restaurante para ir al baño cuando salieron y vieron el vehículo atravesar la calle a toda velocidad.

“Vi en el otro lado de la calle un SUV atravesando el desfile y entonces la gente empezó a gritar y algunos a correr hacia dentro del restaurante”, dijo.

Entonces, decidió con su amiga regresar a donde tenía aparcado su propio coche mientras grababa la escena con su teléfono móvil.

En ese trayecto, “vimos a gente ayudando a algunas personas que fueron golpeadas (por el coche), gente alrededor de otros que estaban tumbados en el suelo, o buscando ayuda o haciendo CPR (siglas en inglés de reanimación cardiopulmonar)”, detalló el testigo.

Los fallecidos son cuatro mujeres y un hombre, y sus edades oscilan entre los 52 y los 81 años.



0 views0 comments